El deporte es sinónimo de la disciplina y entrega que sólo los valientes están dispuestos a pagar.

La pasión, las ganas, el estilo, el llanto, el coraje... todas son sensaciones que todo deportista atraviesa únicamente para llegar a esa satisfacción que solo los afortunados conocen.